underMIXCada semana un mix temático de larga duración con una selección de tracks y artistas escogidos por el Staff.
RecomendadosTodas las semanas, un nuevo álbum por descubrir.
ArtículosUn analisis en profundidad de temas que merecen ser hablados.
ReviewsLa opinión independiente del equipo de underBeat.cl
NoticiasUna selección de las novedades de la escena musical nacional e internacional.
EventosInformación en detalle de los conciertos y festivales que el Staff de underBeat.cl recomienda.

domingo, 15 de septiembre de 2013

Tu dosis de controversia semanal: La muerte de los DJs

Publicado el domingo, 15 de septiembre de 2013

Es complicado empezar a escribir de algo como lo que DJ Zimmie planteó en su entrada "The end of DJing". Es difícil enfrentar un tema tan álgido como el gusto musical de la gente. Y es súper fácil disparar desde una trinchera que alguien cavó por ti. Pero voy a ver si puedo hacerle justicia a esta idea, a este grito de batalla. A esta noción de que el DJ, como lo conocemos, va a terminar.
DJ Zimmie plantea una idea sumamente interesante: que el arte del DJing está en decadencia. Y por tres razones fundamentales: el DJ es un commodity (un DJ no se diferencia de otro por su estilo sino por cuánto cobra), la música de la radio es la peor que ha habido en mucho tiempo, y la gente tiene el peor gusto musical en la historia. Y, en el curso de esta -espero- breve columna, voy a ahondar en esos temas y en más.

¿Cuándo empezó la música electrónica a hacerse conocida? Y mi respuesta tiene que ser ¿Cuándo no? Recuerdo haber tenido pocos años, y escuchar a Vengaboys, con su estética medio Village People, y escuchar a Aqua, aquellos noruegos alocados que se atrevieron a desafiar un modelo de belleza sin que ninguno de nosotros, imbéciles, nos diéramos cuenta. Recuerdo, ya algo más grande, a September. O a Cascada. Recuerdo ese jueguillo simpático, el Dance Dance Revolution, que probablemente inició a más de un alma en la música sintetizada. Y recuerdo sus clones y sus secuelas, que pusieron más acordes y melodías en mi cabeza. Naoki, Banya, Be for U, Captain Jack, E-Rotic y tantos más, entraron en mi radar en esa época, la bella época colegial. La época dorada del eurodance reviviendo a través de pies rápidos y flechas en una pantalla TFT.
Pero es cierto que la electrónica no es lo que está mal en la ecuación de hoy. El problema es saber qué entendemos por "música electrónica". ¿Son las canciones de Paris Hilton música electrónica? ¿O los singles nuevos de Britney Spears feat. will.I.am? ¿Quizás el tan dilatado disco de Denisse Rosenthal? Y, para zanjar la discusión, les presento la definición de Wikipedia:
La música electrónica es aquel tipo de música que emplea para su producción e interpretación instrumentos electrónicos y tecnología musical electrónica.
¿Y por qué el foco está en la electrónica? Porque el DJ es el rockstar de esta década. Con su ascenso desde el 2008, la aparición en la escena local de David Guetta, cómo comienza a ser el sintetizador el instrumento más usado, cómo las boy bands dan paso a otras cosas menos orgánicas, cómo Armin Van Buuren comienza su racha ganadora en el Top 100 de la DJ Mag. El DJ de hoy es el guitarrista de los 80s y el niño bonito de los 90s.
Y ese es, fundamentalmente, el motivo por el cual el DJ va a morir. No en el sentido de la extinción, sino de la comoditización. Porque, seamos honestos, en cualquier disco de Chile, en cualquier cumpleaños de 15, y en cualquier matrimonio, van a encontrar el mismo set de canciones. Y si van a un festival, las súper estrellas van a tocar sets que están ya en YouTube. Algunos ni siquiera tocan en vivo.
Usted, amable y fiel lector, se preguntará por qué en un blog de música electrónica lanzo tan álgida crítica contra el DJ, el mejor amigo de la EDM. Es por una razón muy sencilla: porque no le reconocemos al DJ su más grande labor. No lo hacemos como fanáticos.
Me explico. Si revisan la parrilla de eventos, y buscan un line up oficial, ¿cuántos DJs reales van a encontrar? ¿Y cuántos productores? Es decir, ¿vamos a ver DJs o vamos a ver a músicos? Es decir, ¿se han dado cuenta que el festival de electrónica es el análogo al Woodstock, al Lollapalooza, al Rock in Rio? (O sea, si Rock in Rio lleva a Rihanna, algo está pasando.) Y eso es por una razón muy sencilla: como público, estamos buscando esa sensación de recital, de escuchar la música con todo el cuerpo, y no ir a bailar a Espacio Broadway. Y, cuando queremos ir a bailar, nos importa nada lo que escuchamos, porque queremos el ritmo y no la canción. Y esa revelación es muy dura de digerir. Pero, cuando lo haces, te das cuenta que el show de Avicii, de deadmau5, o de Tiësto son mucho más que un show de luces. Es producir un disco para cada ocasión. Y eso, es digno de los mejores cumplidos en este mundo.
.
Contacto | Publicidad | Declaración legal | Quienes somos
underBeat.cl - Hablamos de música que merece ser escuchada.

Todos los derechos reservados © 2011-2017

Hecho con amor en Quillota