underMIXCada semana un mix temático de larga duración con una selección de tracks y artistas escogidos por el Staff.
RecomendadosTodas las semanas, un nuevo álbum por descubrir.
ArtículosUn analisis en profundidad de temas que merecen ser hablados.
ReviewsLa opinión independiente del equipo de underBeat.cl
NoticiasUna selección de las novedades de la escena musical nacional e internacional.
EventosInformación en detalle de los conciertos y festivales que el Staff de underBeat.cl recomienda.

sábado, 9 de noviembre de 2013

Tu dosis de controversia semanal: Creamfields 2013 y el 'Stage-Auto' de la discordia

Publicado el sábado, 9 de noviembre de 2013

La imagen de la polemica...
El de este año fue mi segundo Creamfields, fui al del año pasado porque me invitaron y volví a ir porque a pesar de detalles técnicos menores, Creamfields 2012 fue un tremendo festival con nombres potentes como Calvin Harris y espacio para el underground, además de que pude escuchar por primera vez en vivo a una de las agrupaciones chilenas más destacadas y novedosas de la escena electrónica, me refiero a “Matanza”, quienes se presentaron en el Main Stage con un éxito rotundo, convirtiendo el comienzo de la jornada en un fiestón. 
Con todos estos antecedentes no dudé en comprar mi ticket para celebrar lo que Street-Machine, la productora a cargo del evento, llamó “los 10 años” (es cosa de sumar y se darán cuanta que son solo 9, pero bueno, son detalles), así fue como llegué a Espacio Riesco con entrada en mano a vivir la experiencia de #Creamfields10años y me encontré con un panorama confuso, por decirlo menos, lo primero que me llamó la atención fue encontrarme con el “Extreme Fall” (si, el clásico jueguito de Fantasilandia donde vas en caída libre), ahí la pregunta es: ¿Qué carajo tiene que ver Creamfields y la música electrónica con ese juego? nada!, Además de fuera de lugar por aquello, era poco prudente poner una de esas cosas en un lugar lleno de gente en evidente estado de ebriedad, y por consiguiente, con poco control de sus actos, en definitiva el “Extreme Fall” era un directa invitación a Guajardo, una estupidez.

Ya dentro de los pasillos de Espacio Riesco, me encontré con que no tenia idea en que stage me encontraba ni cual era cual, ya que lo confuso de la señalización hacía pensar que el Main y el Alternative estaban juntos, que Luciano estaba tocando en el Main y no en Cadenza y peor aún, que The Club Room no aparecía por ningún lado, lo cual nos lleva a lo que a mi parecer es la falta de respeto más grande que se podía hacer a los Djs nacionales, pero ya vamos a eso.

Entre toda esta confusión, en un momento me fui a dar un par de vueltas buscando a la amiga con la que andaba y me encontré con un simpático stand de Fiat una conocida marca de autos en donde Rodrigo Laffertt estaba pinchando música, el lugar era pequeñito y no habían más de 7 y 8 personas ahí, nada de Line-Array o pantallas LED, era la mitad de un auto convertida en una mesa para poner los equipos que los djs debían ocupar, yo pensaba que Rodrigo ya se había presentado temprano en The Club Room y que me lo había perdido, pero se había quedado a tocar en este stand de la marca en cuestión, por lo que me quedé ahí por un rato, ya que además de que había buena música y buen ambiente en ese rinconcito de Espacio Riesco, mi amiga no aparecía por ningún lado. Luego de aquello comienzo a darme cuenta que llega Dj Wask a saludar, antes había pasado Tweeter por ahí también (era tarde y no soy tan bueno como fisonomista así no estoy seguro si era el) y otros Djs nacionales, luego de un buen rato me voy al Alternative stage y luego a Cadenza, en donde me encontré por fin con mi amiga, con quien comenzamos a comentar las pifias de la producción de Creamfields este año: la eterna entrada a los pasillos de Espacio Riesco, el flayterio de los “Vale por” que te entregaban en el sector de guardarropía, lo mal repartido del espacio y lo más importante: faltó la presentación de Dirty South y un Stage completo que nunca vimos, el The Club Room.
Luego de todo el periplo, ya en mi casa, me entero de que el stage “The Club Room” era ese simpático rinconcito con un auto y un par de parlantes, lleno de publicidad y sin siquiera un solo anuncio de que ese lugar era el “espacio” para los Djs nacionales, una verdadera vergüenza que la productora que dice ser la más importante en lo que respecta a la música electrónica en Chile no sea capaz de darle un espacio más amplio y más digno a los que mueven el resto del año, sin prensa y sin cámaras, la escena electrónica en Chile. 

.
Contacto | Publicidad | Declaración legal | Quienes somos
underBeat.cl - Hablamos de música que merece ser escuchada.

Todos los derechos reservados © 2011-2017

Hecho con amor en Quillota