underMIXCada semana un mix temático de larga duración con una selección de tracks y artistas escogidos por el Staff.
RecomendadosTodas las semanas, un nuevo álbum por descubrir.
ArtículosUn analisis en profundidad de temas que merecen ser hablados.
ReviewsLa opinión independiente del equipo de underBeat.cl
NoticiasUna selección de las novedades de la escena musical nacional e internacional.
EventosInformación en detalle de los conciertos y festivales que el Staff de underBeat.cl recomienda.

martes, 4 de abril de 2017

Vivimos Lollapalooza Chile 2017 y te lo contamos [Review+Fotos]

Publicado el martes, 4 de abril de 2017
Día sábado en la capital, y en el metro, cuando generalmente las estaciones son tranquilas los fines de semana, el flujo de gente se desborda por la línea 2, aglomeraciones y masas anormales de gente que se dirigen hacia el Parque O'Higgins, el objetivo, el fenómeno del festival Lollapalooza.
Para la ocasión, fuimos específicos, apuntamos hacia lo que nos llamaba la atención y los que prometían ser un verdadero estamento en esta nueva versión del gran evento; lo primero que nos llamó la atención fue la gran presencia de público familiar y adolescente (bajo los 18 años), característica que se volvería presente en muchas de las presentaciones de los dos días, los grupos familiares contemplaron el show desde lejos reposando en los pastos, mientras que los más jóvenes lo hacían mayoritariamente en grupos con poca cultura de conciertos, a ratos, un tedio.

Bonita Panorámica del Festival.


Bomba Estéreo in da House
Día 1: Bomba Estéreo fué nuestro primer objetivo, en el agradable espacio de pasto y tierra del Escenario Acer. Los músicos de la banda se disponían con todo para encender los primeros movimientos del público expectante en grandes cantidades, gente de diversos lugares de Latinoamérica también se hicieron presentes junto a las respectivas banderas, flameando ligeramente hasta que Li Saumet, la vocalista del grupo, hizo su entrada en escena y la gente presente, se armonizó de buena manera al show repleto de éxitos y baile, a ratos animado por un trío de geniales bailarinas, que comenzaba para la tarde. Destacamos el gesto de que subieran otras bailarinas de corta edad al escenario, el llamado a perder el miedo a la expresividad corporal y a la no discriminación, especialmente contra las mujeres y a los latinos en este momento de la historia.

Don Diablo se presentó en el Perry's Stage, observamos el extraño ritual que se formaba en este lugar, repleto a todo momento, de fondo música electrohouse y hardstep, mientras que se proyectaban visuales de un raro imaginario "anarquista" en pro del caos de todos los presentes, jugando a ser el diablo.

Don Diablo, REPLETA!
Rancid, el gordito del Punk
Rancid era otro de los grandes esperados, venían a debutar en nuestras tierras, en un horario estelar y ayudando a combatir el frío de la primera jornada que estuvo bien presente, entre cánticos para la nostalgia y arengas para el movimiento, la banda dejó uno de los buenos momentos del día sábado con toda su energía punk y conexión junto a los desordenados de siempre, adelante y con ganas. The XX fué una de las presentaciones que no pudimos disfrutar mucho, canciones que no te tocan, ritmos electrónicos y poco movimiento, algo que quizás disfrutó mucho el público extranjero y el de la juventud tumblr, pero que francamente, nos aburrió.

Diplo se encargó del cierre electrónico en el Movistar Arena, con una presentación normal de su set, algo que cumple pero que no podemos destacar, mientras afuera, Metallica se encargaba de reunir a todas las generaciones, comenzaron con retraso pero dieron con una extensa presentación de 2 horas y algo, cargado de clásicos de toda su carrera y algunas de las nuevas canciones de su último título "Hardwired", con un Lars Ulrich y un Kirk Hammett que se les nota el peso del tiempo en su interpretación pero, que de igual manera, es una buena presentación, a pesar de lo moldeado que pueda sonar todo. Coordinados los fuegos artificiales con el himno heavy metal que es Enter Sandman, la gente ovacionando y cabeceando incluso con el viento que recorría a esas altas horas en el parque, causante por cierto del resfrío de estos dos noteros.

El retraso de Metallica causó que muchos espectadores quedaran fuera del uso del metro, que funcionó incluso con horario especial para la ocasión. No fué suficiente ese día, y tampoco fué lo único malo de la y las jornadas. Un publico poco tolerante y carente de cultura festivalera que no permitía el correcto disfrute del festival, problemas en la distribución de espacios para un festival ligeramente sobrevendido, que entre desagradables roces de personas sudorosas y poco tolerantes opacaba la buena música. En fin... son detalles festivaleros. El show de Metallica fue alucinante, vean las fotos!
Metallica, "como el Vino",
Día 2: Una gran jornada para las presentaciones de los artistas chilenos, Tus Amigos Nuevos abrieron el domingo en el Lotus Stage, con la energía y diversión a la que nos tienen acostumbrados, sus presentaciones son siempre un agrado escénico, donde la cosa se pone un poco caótica y el público es parte del escenario ya sea interpretando a los cantantes o lanzándose piqueros de vuelta a la hinchada. En el mismo escenario, pero una media hora después, Mariel Mariel llegaba a presentar su propuesta de Flow Latino, conquistando desde el primer momento a los asistentes de La Cúpula con la coquetería de la esencia latina, los ritmos del reggaeton, sonidos r&b, baile y letras con poética y sentido social, además de un gran cuerpo de baile y de músicos que la acompañaron en todo momento, notables participaciones de algunos invitados como la humorista Natalia Valdebenito y el Pollo de Santa Feria. No faltó el espacio para la denuncia tampoco, como ya nos tiene acostumbrados a involucrarnos con su show, Mariel exigió cambios radicales en la legislación y en el trato hacia las mujeres con urgencia, en un momento histórico donde la violencia está en un alza y con miras de normalización. Altas presentaciones de los recién mencionados, terminada la presentación de la chilena/mexicana, nos dirigimos a respirar el aire del parque y en dirección al VTR
Stage, vimos un poco del show de Alex Anwandter quien ya es un consagrado en la música chilena, canciones coreadas por un buen marco de público apañando bajo el sol, una banda acompañante impecable y ya nos teníamos que retirar para realizar la entrevista a la última chilena que habíamos visto en presentación, mientras escuchábamos un poco del lado político del cantante, quien tuvo palabras para la organización, para el público, entre otros. Realizamos nuestra entrevista con total normalidad y fluidez, luego, nos dirigimos para escuchar el sonido nostálgico de Jimmy Eat World. 

Everybody loves MØ

, nos sorpendió con un show sumamente histriónico y delicado, con una voz impecable y buena musicalización, nuestras expectativas respecto a ella no eran las más altas, sin embargo Karen (MØ), nos proyectó un carisma femenino y alejado del fin comercial que teníamos predispuesto, es más incluso se atrevió a meterse dentro del público, demostrando que sí le importa su gente.

Duran Duran nos dieron una cátedra, con tanta trayectoria y carrete en el cuerpo, de como hacer una presentación de harta energía, simpleza para pasar de los himnos ochenteros de todo romántico del New Wave hacia las canciones más movedizas, baile funk y groove. Pausa para alimentarnos, tomar agüita y preparar nuestros equipos. 

The Weeknd, el fav.
Volvemos a los pastos, la tarde ya cayéndose y entrando hacia los tonos crepusculares. Entramos a la masiva concurrencia que tenía esperando a The Weeknd, un público compuesto en su mayoría de menores en la parte delantera, pero de manera notable, celulares con Snapchat y harto gorro con la visera volteada. Con un leve retraso de 10 minutos, partía lo que sería la transmisión visual más impresionante de todo el Lolla, paisajes admirados desde las alturas con tonalidades alteradas, mientras que en el escenario de edificios y niveles que se había levantado para el artista, sonaban canciones que incitaban hacia el cabeceo junto a la música de sintetizadores y bailes urbanos contemporáneos, sumados a la previa con trap y una humareda weed flotante en los aires del frente del escenario, generando uno de los mejores momentos de la presente edición, con un número nuevo, moderno y altamente disfrutable en todo sentido. 

Tras esta presentación, caminamos un rato hacia la entrada principal para toparnos con el escenario de VTR, ahí se gestaba el cierre de nuestro día domingo, con una abundante aglomeración, aunque no tan grande como la que juntó a Metallica el día anterior, la gente se impacientaba para ver a The Strokes. Pasado un breve momento, llegó la hora esperada, y los neoyorkinos tocaron y sorpresa, problemas técnicos que no permitían que Julian Casablancas sonara a través del micrófono. Ya al ver que en una segunda canción esto no se solucionaba, los mismos decidieron parar para ver que sucedía. La banda parloteó en un tiempo pequeño al respecto y volvieron, tras consultar al público si no les molestaba, con la misma canción que habían interrumpido su presentación. De ahí en adelante, la presentación fué en mejoría, con un set compuesto de algunas pocas canciones de sus últimas producciones y con varias de su primer disco y otros hits.

The Strokes, finalizando el Show

Nos quedó una sensación agradable de escuchar a estos que en su momento fueron los jóvenes que revolvieron el panorama en Estados Unidos a comienzos de siglo. La banda se retiró en un momento, y hubo una extensa preparación para una vuelta al escenario, con técnicos metiendo mano a los equipos y guitarras y la gente pifeando para la pronta entrega. 

De un momento a otro, aparecieron los 5, para finalizar con temazos que mantienen la llama viva de la juventud y finalizando uno de los festivales más importantes del año. Con fuegos artificales The Strokes se despide, las luces bajan, es el fin de Lollapalooza, This is The End suena y la retirada comienza.
Lo pasamos bien en el Lollapalooza Chile, a pesar de no haber tenido la calidad de artistas de los años anteriores y de sus propuestas comerciales que cada vez lo hacen un festival más alejado del bolsillo de los chilenos, pero que cada vez más crece en notoriedad y en el arraigo de una experiencia social dentro de la capital. Una instancia donde una muestra de Chile se une por la música, donde no existen las clases sociales y donde la alegría y el buen trato entre nuestros pares se nota. Estar en Lollapalooza es estar en un mundo distinto, pese a estar en el corazón de Santiago, el tiempo corre a tu ritmo, sabrás que cada año, la piel se te erizará al disfrutar alguna canción de uno de tus artistas favoritos.
Agradecimientos a Lotus Producciones por la acreditación y por el buen trato con la prensa, nuestros favoritos por cierto!

Nota por: Jorge Rubio Reyes
Fotografía: Santiago Araya Milovic www.amphotos.cl
Un trabajo hecho con cariño por el equipo de underBeat.cl - todos los derechos reservados.
.
Contacto | Publicidad | Declaración legal | Quienes somos
underBeat.cl - Hablamos de música que merece ser escuchada.

Todos los derechos reservados © 2011-2017

Hecho con amor en Quillota